Una llave simple para distribuidora de challas Unveiled

51 donde fuera y ellos eligieron Pimiento. Ellos tenían mucho dinero y podían acontecer estimado cualquier parte, pero eligieron Ají. Cuando llegaron a Santiago, en el hotel preguntaron por la playa más cercana. Cartagena, les dijeron, Campeóní que se pasearon por todas las playas del Baños y, a la Dorso, preciso cuando pasaban por la entrada de Melipilla, quedaron en pana en Vicuña Mackenna con Ortúzar. El chofer dijo aquí vamos a tener que ver si determinado nos puede ayudar. Mi antepasado dijo está acertadamente, mientras usted lo arregla, vamos a entrar y seguro que habrá una plaza. Caminaron toda la entrada y encontraron la plaza, que era un sitio eriazo, insuficiente, un tierral. Manuel dijo me gusta este pueblo, qué te parece que cuando volvamos a España hagamos una negocio y algo hacemos en este pueblo, por lo menos ponemos una casa comercial, porque no había ni siquiera un despacho. Y ahí compraron todo el frente de la plaza. Ganadorí comenzó una era en Melipilla, donde los De la Presa fueron activos miembros de la comunidad en el comercio, la política, los deportes, el teatro y la inmigración, al provocar una oleada de ciudadanos españoles a quienes trajeron a trabajar en los negocios que formarían en Melipilla. Las familias Suárez, Ríquez, Villar, García, entre otras, se asentarían a partir del incidente de los De la Presa. A más de cinco décadas de ese armonía con una plaza baldía, los De la Presa decidieron solucionar los problemas de las autoridades de una buena vez y construir un teatro en el costado oriente de la Plaza de Armas. Lo hicieron en medio de la calle Serrano y frente a la estatua del marino melipillano. Un teatro?, se preguntaba la comunidad, invadida por la sorpresa y la excentricidad.

141 y melipillanas aún seguían saliendo a su coincidencia. Sólo con la supresión del teatro mismo, se crearía un maltrato sustancial del vínculo social y del sentido de comunidad en Melipilla. Este desmantelamiento social del teatro ocurrió en gran parte durante las décadas de 1980, bajo la dictadura marcial, y 1990, durante los gobiernos locales democráticamente electos. Pudiendo resultar hasta cotilla que la década de redemocratización chilena sea entendida en esta investigación como un período en que el vínculo social se mantuvo dañado una momento que la dictadura marcial abandonó el poder. Como en la lapso de 1990 no hubo un diálogo ni una participación social sustancial en pos de un espacio cultural de acercamiento, ni siquiera se construyó un teatro notorio o un centro cultural y los polideportivos no fueron buenos sustitutos, formas de Décimo y apropiación ciudadana no encontraron suelo fértil para emerger.

111 Y por esa misma senda pretendía seguir el empresario, que tuvo una oportunidad de dinero en el verano de 1974, cuando corrió el rumor de que un cantante gachupin de nombre Camilo Sesto, ídolo de masas en España y Latinoamérica, resistiría al Séptimo arte Palace. Cuadro su primera tournée por Sudamérica y el gran éxito en el Festival de Viña del Mar lo convertía en la suerte del momento. Luego de su paso por la Casa de campo Vergara, Luis Hernández, un colaborador del músico y productor Óscar Arriagada, hizo el contacto para virar con el creador del 007. Una de las escalas sería la pequeña ciudad de Melipilla. El anuncio se hizo con poca anticipación, pero no Cuadro necesario. El cantautor de Quieres ser mi aficionado? y Ayudadme, éxitos del momento, atraía por sí solo a la concurrencia, aunque el precio de $5.000 pesos que costaría la entrada aquel lunes 11 de noviembre de 1974 Cuadro efectivamente exorbitante en aquellos momentos. Un día antiguamente, el diario El Labrador llevaba en portada una fotografía del hispano con una frase supuestamente acuñada por él. Si me caso con chilena, me en voz baja a estar en Chile. Este es el país que más quiero, dice Camilo Sesto, que mañana viene a Melipilla 250. La adulación a las féminas de la tierra anfitriona Cuadro un sello que brindaba resultados, por más que Sesto no necesitara emitirlas, porque sin aquellas palabras de por medio, el tránsito de la ciudad igualmente hubiera correcto ser cortado, como lo fue ese lunes primaveral. La calle Ortúzar cerró para no dejar transitar a los vehículos en un pavimento plagado de colegialas. El pueblo hecho mujer copaba de vereda a vereda el sector en cientos de melenas conmovidas frente a la inminencia del arribo 250 El Labrador, 10 de noviembre de del cantante.

26 teatros como el Odeón, el Apolo y el Conquista de Valparaíso, las que debían hacerse en conjunto, poliedro que con la tecnología de la época las cintas más largas eran de dos y tres minutos. Es en el Odeón, en 1902, donde se proyectó la primera película registrada en Ají. Titulada Un Examen Militar de Bombas, daba cuenta en tres minutos de las destrezas de las compañías bomberiles de Valparaíso captadas en la Plaza Aníbal Pinto 80. Las vistas de paisajes, desfiles, faenas industriales, fiestas populares, peleas romanas, alucinaron a los espectadores chilenos en teatros cuyos aforos alcanzaron incluso las personas. La magnitud de la bombilla, los movimientos, los tamaños de hombres y claridad de vistas eran sorprendentes. La gente respondió a estos espectáculos con ánimo ferviente. Les cautivaba y entretenía tanto, que de la mano de su atractivo nació la palabra vermouth, denominación chilena para el horario de funciones de la hora del té. Originalmente los primeros biógrafos santiaguinos sólo contemplaban proyecciones en horarios nocturnos, pero a mediados de la primera período del siglo XX no Bancal dócil ni aceptablemente trillado andar a altas horas de la noche circulando por sus calles, especialmente para las señoras. El problema era que tras ser sometidas a la experiencia cinematográfica habían quedado embobadas con él. Por esta razón, Delia Matte, habitué del capitalino Club de la Unión, donde tomaban el té y algo más, solicitó a los administradores del Biógrafo Kinora, ubicado al interior de la calle Estado, que pudieran anticipar las funciones. Por supuesto que accedieron a dicha petición, pero que reunirían a un conjunto de damas de la aristocracia santiaguina, las que 80 Ossa, Carlos, Historia del Gran pantalla Chileno, Santiago de Chile, Editorial Quimantú, 1971, p.

Agradece los beneficios de la tierra. En el diseño del traje podemos observar imágenes de flores y fauna del paisaje altiplánico representado con los colores de la fiesta, en los bordados exteriores del traje generalmente se encuentran grecas, las que caracterizan el habitat, es afirmar relaciona los elementos adyacente a los cuales se encuentra, en este caso representa a la tierra, puesto que está cercana a las flores. Su máscara se diferencia de otros figurines, puesto que es sólo facial, incluyendo barba la que es adornada con challas de colores, Adicionalmente de ella cuelgan, tras sus bigotes, turdas, los que también se encuentran en sus sacos. Generalmente lleva dos sombreros individualidad de fieltro y otro tejido con mechón.

To ensure the functioning of the site, we use cookies. We share information about your activities on the site with our partners and Google partners: social networks and companies engaged in advertising and web analytics.

Tal es el caso de las fisuras en las superficies de cielos y muros, que no significan aventura estructural para la vivienda y no disminuyen su resistor frente a los esfuerzos estáticos o sísmicos. Su reparación debe ser asumida como parte del mantenimiento de la vivienda dada su condición de inexcusable. 1. Rendija en cielos (No presenta peligro para los habitantes) La aparición de estas fisuras no debe preocuparlo, pues está previsto que ocurran. Sin bloqueo, si reviste un problema estético para Usted le recomendamos proceder a disimular la rajadura al mango de un tiempo prudente de que aparezca, y Triunfadorí evitar tener que repetir el proceso, pues esta liberación de tensiones y establecimiento de los distintos materiales es un proceso que demora alrededor de 3 abriles, luego de construido el Edificio. Por otra parte los cambios de temperatura y humedad, hacen que la mayoría de los materiales de construcción se expandan o contraigan. En presencia de la presencia de materiales diferentes ocurrirá que la expansión o fruncimiento será mayor o menor provocando separaciones entre materiales, especialmente entre los disímiles. Los posesiones, de este proceso natural, se manifiestan en pequeñas fisuras que aparecerán en tabiques (especialmente en las uniones de molduras y tabiques), uniones de planchas de volcanita, estructuras de madera, en las esquinas ensambladas y

interés en que las manifestaciones culturales llegaran a todos se plasmó de forma progresiva. Sería para el Serrano un período no exento de graves tropiezos que pusieron en peligro la misma existencia del teatro, como un embargo por deudas municipales y administraciones que no empezaban ni terminaban perfectamente. Esto último fue lo que ocurrió con Francione, un italiano en la nómina negra de Estados Unidos. Corría plena Segunda Guerrilla Mundial y el conflicto obligaba a los países del mundo a tomar posición. Hasta las galeríGanador del Teatro Serrano se dividían entre proclives al Eje y a los Aliados. Cada noticiario de guerra da ocasión a los «combatientes» melipillanos para aplaudir o pifiar, según sea quien aparezca en el fachada 164, relataba El Labrador, más desagradable por la bulla que por apadrinar a individualidad u otro banco. Lo mismo sucedía en Pimiento, que no tomaba una opción hasta aceptablemente entrado el encono 165, no Vencedorí la embajada norteamericana cuya impaciencia no aguardó más tribulaciones y neutralizó las operaciones comerciales de ciudadanos e inmigrantes procedentes de países enemigos. Italia Bancal individualidad de ellos y Francione había notorio su adscripción al régimen fascista de Benito Mussolini. Evidentemente, y a pesar de estar en un rincón distante del mundo, la Embajada de Estados Unidos se reunió con una comisión enviada por el alcalde Roberto Espléndido y la situación quedó clara: querían rematar el pacto del patrón lo antiguamente posible, sin permitir ninguna otra salida. 164 El Labrador, 22 de enero de Recién el 20 de enero de 1943 Chile rompería relaciones con el Eje Alemania- Italia-Japón, alineándose con el bando aliado comandado por Estados Unidos, Reino Unido y Unión Soviética, entre otros

10 en los muros orientados en torno a el sur, por ser los muros más fríos de su área. Los problemas que se generan con la condensación en general tienen consecuencias graves para su propiedad, ya que mancha y suelta pinturas, daña y despega papeles murales, llegando incluso a la aparición de hongos especialmente en los antepechos de las ventanas que pueden dañar Por otra parte su Vigor, corroe en forma progresiva todos aquellos utensilios de metal, tal es el caso de cerraduras y bisagras, griferíCampeón, puertas y ventanas, deteriora gravemente los elementos de madera llegando incluso a podrirlos, etc. En Militar, toda su vivienda puede verse expuesta a un serio menoscabo producido por la condensación, que no es un defecto, problema constructivo o de diseño; sino que es un problema derivado directamente del uso del área y las prácticas comunes de calefacción y ventilación poco adecuadas. Igualmente en el caso de las puertas y ventanas de loggias, la condensación daña en el tiempo los marcos que fijan los vidrios. Vencedorí incluso la humedad interior puede llegar incluso a hinchar y trabar una puerta de madera, tanto de ataque a recintos, closet o muebles. 2. Papel mural con hongos oportuno a condensación y mala ventilación El vapor de agua llega al animación por diferentes medios, pero en el interior de una vivienda aumenta con el vapor que se desprende de los baños, de la cocción de alimentos, el secado y lavado de ropa, de las estufas de fluido o parafina que pudiese ocupar el propietario del área, las teteras y por los aportes de los habitantes que liberan al respirar.

El negocio de la señYa Alicia Vidal despachaba apresurados completos, bebidas, cervezas y sándwiches que calmaban la impaciencia y el deseo de los campesinos. Tanta Bancal la cantidad de Familia, que Moncho y Teruca, dos vendedores que se ganaban sus pesos en la entrada de la Exposición expendiendo hallullas, obtenían suficiente capital como para gastar gran parte de él en pilseners 222 que adquirían en la fuente de soda. Jorge Liante Cuadro un damisela de unos veintitantos años cuando dejaba su trabajo en la empresa Ariztía para pasar a la función. Con sus hermanos y amigos del popular barriada Los Cruceros compraban pan, frutas y partían a las tablas que hacían de butacas en la parte inscripción del gran pantalla. Ser Operario de Ariztía no era homólogo de bienestar, y no les alcanzaba para entrar a platea. En la Sala ubicaban su lado y se aprestaban a ver las películas de Jorge Negrete, Antonio Aguilar y de Lucho Gatica. El heroína Bayo, Juan Pistolas, Ensayo de una Confusión de bodas, Me casé con un cura y Dos calientes eran algunos de los títulos que permitían parapetarse a los pelusones de la Colección para burlarse de cuanto espectador perdido entrara a deshora, sin asomar mucho la cabecera por el miedo a ser sorprendido fuera de sus labores. Agáchate que vienen los indios!, le gritaban al despistado que buscaba su asiento, y mientras no se apurara y permaneciera tanteando donde estaban sus compadres, o algún espacio entre las tablas, la segunda parte de la broma venía con saña: Levántate que sin embargo pasaron!. Algunas veces veían la película y 222 Nombre utilizado para las cervezas del tipo pale lager. Pilsen hace referencia a una ciudad de República Checa donde se creaban algunas de éstas

Podía exhibir perfectamente las películas que iban a apañarse a las distribuidoras capitalinas y que traían con los afiches y fotografíGanador que se disponían en el foyer. Cuánto demoraban en resistir a Melipilla desde su estreno en Santiago? Cerca de de un mes y medio, lo que no Cuadro un problema. Lo que sí constituía un problema es que como los rollos de película eran pasados de ciudad en ciudad, en ocasiones las cintas llegaban cortadas o pegadas. Peor aún, para los espectadores, era que ciertos filmes duraban menos de lo presupuestado. Míticas son las funciones de semana santa en que una película bíblica de 4 horas se reducía a 55 minutos, para Vencedorí obtener más rotación de público. Al final Jesús aparecía, lo aclamaban y luego lo estaban crucificando, y vamos con la otra función, es individualidad de los expresiones narrados sobre aquellas liturgias cinéfilas. Durante este tiempo, pocas de las grandes producciones de Hollywood llegaron a Ají. La industria estadounidense se negaba a mandar sus películas a un país socialista, que se perdía de ver los estrenos ganadores del Oscar. Las cifras indican que las películas estadounidenses que llegaron en 1973 fueron solamente un 18% del total 224 de filmes exhibidos en el país. Gracias a esto, producciones yugoeslavas, rusas, francesas e italianas comenzaron a ser conocidas por un notorio habituado al llanto, amores, balaceras, persecuciones y risas. Mientras tanto, ocurría el renacimiento del Teatro Serrano. El cine de los grandes estrenos, como se autodenominaba, había iniciado un camino de exhibición de filmes en consonancia con Santiago, fomentado por la capacidad de administración que tenía Sottolichio, gracias a su luego amplia y consolidada trayectoria como patrón del espectáculo. En el Serrano se 224 Op. cit. Mouesca & Orellana, p

6 les. De la misma manera, nuestro estudio de los teatros melipillanos del siglo XX considera no sólo el aspecto bello, sino asimismo los aspectos políticos que los determinaron, los cambios tecnológicos, sus dimensiones económicas, entre otros. En el mismo sentido, en ningún caso lo social en este obra tiene que ver, exclusivamente, con el problema de la pobreza aunque ciertamente se la considera, ni ni, necesariamente, dice relación con el estudio de aquel sujeto que la historia tradicional ha escondido el pobre, el oprimido, etcétera. Pero tampoco hacemos la historia del sujeto tradicionalmente estudiado, como el héroe, el temperamento o el gran artista, en otras palabras, no pretendemos rehacer, excluyentemente, la historia del establishment. Entonces, qué historia pretendemos hacer? Nuestra respuesta apunta a una historia propiamente social. Es opinar, una en que la Mecanismo de Descomposición sea la sociedad o, si se quiere, el engendro social, en todas o la gran mayoría de sus dimensiones. En consecuencia, bajo esta premisa, el teatro es entendido como un espacio social, de armonía entre personas, donde se desarrollan vínculos sociales, y que desborda lo propiamente artístico, pero que lo incluye, que excede lo meramente urbano, pero que lo contiene. Estos últimos no son más que algunos de los múltiples aspectos que un aberración social puede tener, y que, a su tiempo, lo conectan con diversas estructuras y procesos sociales más amplios, relaciones todas que las ciencias sociales buscan entender. Jorge Saavedra, Mario Poblete Melipilla, diciembre de INTRODUCCION La denominación teatro define más que a una disciplina artística.

Flores, rotulado en ese tiempo como el actor chileno más célebre en la categoría de Estrella 176, cobraría el Premio Doméstico de Arte un año posteriormente y visitaría nuevamente Melipilla en 1947 con las obras Las 3 perfectas casadas, de Alejandro Casona y Estos muchachos de 50 años, de Carlos Cariola. Dos funciones en un día, poco normal en las obras que presentaban para públicos como el melipillano, que no llenaba dos veces el Serrano para ver la misma habitación. Es más, un día ayer de aquella nueva encuentro de Flores, la compañía de teatro de Gabriel Cruz había puesto en decorado, con Isabel Sandoval, la comedia Modas. Sumado a lo antecedente, el esfuerzo integrador de Pedro Aguirre Cerda para vincular a la ciudadanía con el arte, tuvo varias extensiones y una de ellas tocó a Melipilla. Se trataba de los teatros móviles. Creados en 1942 por iniciativa de la Dirección Nacional de Teatro, reflotaron la vieja hábito de copular obras en carpas, fundamentalmente de dramaturgos chilenos. Cosa ex- 175 Al respecto: Valjalo, David, Se levanta el telón en Letras Chilena, creación y crítica, Vol. 10, núms. 2 y 3, 1987, pp Cerca de agregar que Flores se había convertido en el principal artífice del reflote de un teatro chileno decaído por la mediocridad de sus obras, su pasmosa respuesta a los lenguajes del cinema, la crisis heredada de los abriles 30, y por una método de trabajo que dio prioridad a los simplismos escénicos. Fue una bisagra cronológica en el cambio de un viejo a un nuevo teatro, principalmente universitario en 1941 se fundó el Teatro Empírico de la Universidad de Chile y en 1943 el Teatro de Preparación de la Universidad Católica, que dominaría la escena teatral nacional en las siguientes décadas. 176 Escudero, Alfonso, Apuntes sobre el Teatro en Pimiento, 2ª ed., Santiago de Pimiento, Editorial Salesiana, 1967, p

A juicio de González y Rolle, ello ocurre con tres condiciones 14. Y el teatro a comienzos de siglo al menos cumple dos: la de profesionalización del actor y el creciente aumento de la proposición cultural. Vinculado a ello, y gracias a esta incipiente masificación, el teatro se convierte en el contenedor de los fenómenos culturales del mundo, lo cual significaba la máxima conexión con lo que acontecía fuera de los horizontes del país, en términos de insu- 11 En este sentido, Hardoy y Aranovich al estudiar la ciudad saco mencionan que la entrada de un teatro puede ser entendida como un servicio cultural llegado el siglo XVII, que a causa de nosotros se convierte, después, en challas plumavit un requisito de urbanidad. Campeóní, Hardoy y Aranovich mencionan que: Gradualmente fueron introducidas en las ciudades coloniales costumbres y utensilios característicos de las sociedades cultas españolas y europeas. Las representaciones teatrales y torneos de postas, la ojeada de libros importados y la impresión de libros en América, la publicación de hojas con información y luego periódicos y diarios, constituyeron manifestaciones culturales de la sociedad colonial. Algunas populares, como el teatro, otras más seleccionadas como la posesión de la biblioteca, pero de todos modos prácticamente las únicas durante los siglos XVII y XVIII. Al respecto: Hardoy, J. & Aranovich, C., Escalas y funciones urbanas de la América Españonda cerca de Un Preparación metodológico en De Solano, F. (coord.), Estudios sobre la ciudad Iberoamericana, Madrid, C.I.S.C., Aunque, tal como afirman González y Rolle, también lo serán por el circo (op. cit. González & Rolle, pp ) y por el kiosco de la plaza pública donde emergían las bandas (op. cit. González & Rolle, pp. 274 y ss.). 13 Op. cit. González & Rolle, p Op. cit. González & Rolle, p La restante de las 3 condiciones es la de nuevas facilidades de reproducción sonora

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *